Balance 2017

2017 acaba de terminar.

 

Es momento de realizar un balance de los resultados obtenidos y establecer las líneas de actuación de 2018.
El tiempo no se detiene y la rueda que marca los tiempos en la empresa tampoco. Sin reflexión, análisis y planificación, difícil futuro nos espera, porque incluso cuando se hacen las cosas bien, se invierte tiempo y recursos los resultados no son los deseados.
En este punto me acuerdo de una cita célebre de una de mis series favoritas del coronel Hannibal Smith.

“Me encanta que los planes salgan bien”

Lástima que no siempre salgan bien, aunque a veces puede salir incluso mejor, que ha sido nuestro caso.
Los resultados a nivel económico, difícilmente mejorables, a nivel de equipo insustituibles, a nivel de clientes ha habido un par de quejas fundamentadas que hemos resuelto bastante satisfactoriamente y a nivel de colaboradores solamente puedo darles las gracias por su implicación.
En resumen este ha sido sin duda el mejor de los 3 años de vida de Ifkonsulting.

Sin embargo, ha habido que tomar decisiones muy complicadas para 2018. No sé si estas decisiones serán las acertadas. Sólo lo sabremos con el paso del tiempo y los acontecimientos. Sin embargo han sido decisiones que hay que tomar.Las decisiones se toman en base a datos objetivos, sensaciones e intuiciones. Sin embargo los objetivos, las sensaciones y las intuiciones no siempre van de la mano, lo que dificulta las decisiones.

Es como el Athletic Club de Bilbao, el equipo de mis pasiones. Los datos objetivos te dicen que no vas a ganar un título, aunque se ganara al FC Barcelona la supercopa recientemente, las sensaciones de juego del equipo actualmente no son positivas, sin embargo acudo a San Mames a sabiendas de que voy a ver un despliegue de juego y garra de nuestros leones que me dejará boquiabierto. Intuyo que mantener nuestra filosofía siguiendo en primera división, compitiendo en Europa y disputando algún título no será fácil, más bien todo lo contrario. Y con todo esto, no me planteo cambiar de equipo. Porque además en toda decisión hay un factor humano, el sentimiento.

La cuestión no es sencilla, decidir no es fácil. Pero sin decisiones no hay planes, y sin planes no hay acción alguna encaminada a la consecución de un objetivo.
Recojo una cita de Nelson Mandela quien dijo:

 

“La acción sin visión, es una pérdida de tiempo. La visión sin acción, es un sueño. La acción con visión puede cambiar el mundo.”

El balance de 2017 es muy positivo y 2018 promete ser un gran año. Trabajaremos duro para lograrlo, y lo haremos junto a nuestros colaboradores, nuestros clientes con quienes repetiremos y otros nuevos que conoceremos. Comienza una nueva aventura, si es que ha habido algún punto y final en algún momento. La rueda del tiempo y de la empresa, como la vida misma no se detiene, no hay descanso y si una ilusión inmensa de seguir creciendo y generando valor.

Tal y como cantaba Queen, The show must go on….

Iker Fernandez

Llámanos